Lo que pasa

Continúa el conflicto entre el municipio y los recolectores de residuos

La Secretaria de Obras y Servicios públicos debió salir a explicar la situación de los recolectores de residuos, que decidieron realizar una retención de tareas ante la falta de respuestas del gobierno a los reclamos laborales.

Los trabajadores piden mejores condiciones de trabajo, entrega de elementos de seguridad e higiene, además de una actualización del bono adicional que reciben por la tarea. Hoy un recolector de residuos recibe como salario unos $22.000 en promedio, trabajando de lunes a lunes, en condiciones delicadas.

Ante el anuncio de retención de tareas, la Municipalidad informó a la población de Ramallo que garantizará la recolección durante el fin de semana. Y además, la Ingeniera Gloria Ramacciotti, salió a dar explicaciones: “Nos encontramos al inicio de la gestión con una organización diferente en cada servicio de recolección: el de Villa Ramallo, el de Ramallo y el de Pérez Millán. Prestaban servicio con camiones rotos y peligrosos, les faltaban elementos de seguridad y muchos de ellos –cuando comenzó la pandemia- fueron preservados por pertenecer a grupos de riesgo”, explicó.

Según el municipio, «los recolectores, cuentan desde hace varios años con dos bonificaciones mensuales de 4 y 7 mil pesos respectivamente por la tarea que desempeñan, que se han pagado con regularidad no solo a quienes han prestado servicio durante la pandemia sino también a los empleados que se cuidan en sus casas», manifestaron en un comunicado de prensa en la tarde del viernes.

Pero la respuesta de los trabajadores no se hizo esperar y acusaron a la funcionaria de “querer poner en contra de los trabajadores a los vecinos de Ramallo”.

A través de una carta, los recolectores se expresaron:

Señor vecino, señora vecina, usted nos conoce. Sabe del esfuerzo que realizamos los 365 días del año para mantener las localidades limpias.

 Soportamos heladas, lluvias, calor, frío pero ahí estamos. Y usted también sabe señor vecino y señora vecina que nuestros sueldos son magros y, porque nos ve, también sabe que no contamos con la ropa ni tampoco con los elementos de protección personal adecuados, hecho que el ejecutivo municipal se había comprometido a cumplir en las últimas paritarias y hasta el momento no lo hizo.

Señor vecino y señora vecina, es cierto que nosotros contamos con una bonificación mensual, pero NUESTRO PEDIDO ES UN AUMENTO DE ESA BONIFICACIÓN QUE HACE MÁS DE DOS AÑOS QUE NO SE MODIFICA, nada más que eso.

 Creemos que como trabajadores esenciales lo merecemos. Al igual que otros compañeros y compañeras que también son esenciales y han enfrentado, y enfrentan,  la pandemia. Porque el COVID-19 todavía está.

Hace más de dos meses que venimos solicitando este aumento de nuestra bonificación al ejecutivo municipal y ante la medida de fuerza implementada por todos los compañeros, la Secretaria de Obras y Servicios Públicos, Ingeniera Gloria Ramacciotti, sale a realizar declaraciones tratando de poner en contra nuestra a los vecinos y vecinas de Ramallo.

Ingeniera no se olvide de que nosotros también somos parte del pueblo, somos vecinos que pasamos penurias económicas día a día. Cosa que no creo que usted sufra.

Ingeniera Gloria Ramaccioti, usted lo sabe pero se lo volvemos a recordar: cuando un compañero se enferma son los mismos compañeros quienes lo reemplazan, así estemos de franco, no hay reemplazo de ese recolector.

Señor vecino, señora vecina, nuevamente pedimos disculpas y esperemos que sepa comprender nuestro reclamo.

Atentamente sus RECOLECTORES DE RESIDUOS.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Cerrar